Quimiderm adquiere dos sedes propias, una se destina para el laboratorio de fórmulas magistrales y bodega de despacho de producto terminado y la otra se convierte en la oficina administrativa y gerencial de la empresa.