Es la responsable de la contabilidad de Quimiderm, tiene siete años con la empresa y se ha destacado como una mujer inteligente, responsable y optimista, dando siempre lo mejor de sí.